Los bancos y la nueva doctrina “Too big to Jail” (Parte V)


despues de la crisis

POR ERIC TOUSSAINT

La manipulación del tipo de interés LIBOR

La forma laxa con la que las autoridades de los principales países industrializados tratan la manipulación de los tipos de interés demuestra a las claras que la nueva doctrina “demasiado grande para ser condenado” se aplica a gran escala. En 2010 estalla el escándalo de la manipulación del LIBOR (siglas de su denominación en inglés, London Interbank Offered Rate), realizada por un grupo de dieciocho bancos durante el período 2005-2010. El LIBOR es el tipo de interés de referencia para el cálculo de los tipos en un mercado que supone 350 billones de dólares en activos y derivados financieros, y constituye el segundo tipo de referencia más importante del mundo después del tipo de cambio con el dólar. Seguir leyendo “Los bancos y la nueva doctrina “Too big to Jail” (Parte V)”

Los bancos y la nueva doctrina “Too big to Jail” (Parte IV)


recuperacion economica en otono

POR ERIC TOUSSAINT


Las siglas HSBC significan “Hong Kong and Shanghai Banking Corporation” . Recordemos que el grupo mundial HSBC emplea a 260.000 personas en 2014, está presente en 75 países y declara 54 millones de clientes. [1] Desde sus orígenes, el banco ha estado mezclado con el comercio internacional de drogas duras. En efecto, fue fundado siguiendo la estela de la victoria británica contra China en las dos guerras del opio (1839-1842 y 1856-1860). Esas dos guerras jugaron un papel decisivo en el refuerzo del imperio británico y en la marginación de China que duró alrededor de siglo y medio. En el curso de esas dos contiendas bélicas, Reino Unido logró imponer a China la aceptación de las exportaciones británicas de opio provenientes de India (que formaba parte del imperio británico). Seguir leyendo “Los bancos y la nueva doctrina “Too big to Jail” (Parte IV)”

Los bancos y la nueva doctrina “Too big to Jail” (Parte III)


bolsas del mundo

POR ERIC TOUSSAINT


El caso del banco británico HSBC constituye un ejemplo suplementario de la doctrina “demasiado grandes para ser encarcelados” 
[1]. En 2014 el grupo mundial HSBC (Hong Kong Shanghái Banking Corporation), emplea a 260.000 personas, está presente en 75 países y declara 54 millones de clientes [2]. En el transcurso del último decenio el HSBC ha colaborado con los cárteles de la droga de México y Colombia, responsables de (decenas de) miles de asesinatos con armas de fuego, en el blanqueo de dinero por un montante de 881millones de dólares [3]. Las relaciones comerciales del banco británico con los cárteles de la droga han perdurado a pesar de decenas de notificaciones y de advertencias por parte de diferentes agencias gubernamentales de los Estados Unidos (entre ellas la OCC, Office of the Comptroller of the Currency –Oficina del Controlador de la Moneda). Los beneficios obtenidos han conducido al HSBC no solo a ignorar las advertencias sino, además, a abrir ventanillas especiales en sus locales de México, en los que los narcotraficantes podían depositar cajas llenas de dinero en efectivo para facilitar el proceso de blanqueo [4]. A pesar de la actitud abiertamente provocadora del HSBC hacia la Ley, las consecuencias legales de su colaboración directa con organizaciones criminales fueron prácticamente nulas. En diciembre de 2012, HSBC tuvo que pagar una multa de 1,9 millardos de dólares -es decir, el equivalente a una semana de ingresos del banco- para dejar cerrado el asunto del blanqueo. Ni un solo dirigente o empleado ha sido puesto ante la justicia, aunque la colaboración con organizaciones terroristas o la participación en actividades ligadas al narcotráfico están condenadas con cinco años de prisión. Ser dirigente de un gran banco da carta blanca para facilitar, con total impunidad, el tráfico de drogas duras u otros crímenes. Seguir leyendo “Los bancos y la nueva doctrina “Too big to Jail” (Parte III)”

Los bancos y la nueva doctrina “Too big to Jail” (Parte II)


deuda AL CUELLO

POR ERIC TOUSSAINT


En el curso de los años 2010-2013, las autoridades de los Estados Unidos han aprobado acuerdos con los bancos para evitar ser condenados por los escándalos de los créditos hipotecarios y por los desahucios realizados de forma ilegal [1] . Ha bastado a los bancos con pagar una simple multa. Desde el estallido de la crisis en 2006-2007, más de 14 millones de familias han sido expulsadas de sus viviendas. Por los menos 500 000 de estos desahucios han sido realizados de forma ilegal. Muchas víctimas ayudadas por los movimientos sociales, entre los que destacan Strike Debt [2] (y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca [3] ), han conseguido organizarse para enfrentarse a los agentes judiciales y repeler la expulsión. Miles de denuncias han sido presentadas contra los bancos. Seguir leyendo “Los bancos y la nueva doctrina “Too big to Jail” (Parte II)”

Los bancos y la nueva doctrina “Too big to Jail”


boveda de banco

Por ERIC TOUSSAINT

Es conocida la máxima “demasiado grande para caer” (“too big to fail”). La forma en que los gobiernos han gestionado la crisis provocada por los bancos ha desembocado en una nueva doctrina que puede ser resumida así: “demasiado grandes para ser condenados” [1]. O, “demasiado grandes para ser encarcelados” si se traduce literalmente el nuevo adagio, que está de moda en Estados Unidos y el Reino Unido: “too big to jail” [2], que rima con “too big to fail”. En efecto, si bien el gobierno estadounidense dejó quebrar a Lehman Brothers en septiembre de 2008, ningún banco ha sido cerrado [3] o desmantelado por decisión judicial, ningún dirigente bancario ha sido condenado con penas de cárcel. La única excepción en el mundo occidental se refiere a Islandia, donde la justicia ha condenado a penas de prisión firme a tres dirigentes bancarios: Seguir leyendo “Los bancos y la nueva doctrina “Too big to Jail””

Un abismo de riqueza entre países ricos y pobres


futuro 2013

 

 

Una nueva estadística sobre la distribución de la riqueza en el mundo muestra que el patrimonio de la población de los 40 países más ricos supera en 198 veces el de las 40 naciones más pobres. La riqueza por persona de los
países con mayor riqueza supera en 1.700 veces la de los 5 países más pobres. El descenso de la desigualdad en la última década se debe más a un retroceso de la riqueza especulativa de los ricos que de avances en los países
pobres.
Hasta ahora conocíamos la brecha económica Norte-Sur a través de las desigualdades de renta existentes en el mundo (el “flujo” de lo que se ingresa cada año), pero no se contaba con información de las diferencias de
riqueza (el “stock” total de bienes acumulados por los hogares) entre países. El Instituto de Investigación de un banco suizo (Credit Suisse) ha desarrollado una estadística bastante completa sobre la riqueza en 174 países (Global Wealth Report) que resulta de sumar los “activos” que poseen los hogares, incluyendo los bienes financieros (ahorros, inversiones, dinero disponible…) y no financieros (inmuebles, joyas, obras de arte…) y restar los “pasivos”(deudas pendientes). Según esta fuente las diferencias de riqueza por persona entre los 40 países más ricos y los 40 más pobres son siete veces mayores que las diferencias de renta. Si la ratio entre los grupos de más y menos renta en 2012 es de 27, llega a 198 en el caso de la riqueza. La desigualdad es de tal magnitud que obliga a construir un gráfico muy alargado para que los valores de los países pobres resulten mínimamente visibles.

 

has click

El trabajo esclavo oculto en el tomate


trabajadores en tomate

Por Naomi Wolf

 

Es probable que la última hamburguesa que comió en un restaurante de comidas rápidas a usted no le ha costado prácticamente nada. Pero ¿cuánto le costó la rodaja de tomate que había en esa hamburguesa al trabajador que la hizo llegar hasta ahí? En casi todas partes del mundo -incluido EE.UU.- ese costo puede llegar a ser escandalosamente alto.
Los salarios pasmosos son sólo el comienzo. En Florida, los recolectores de tomate ganan un promedio de US$ 0,50 por cada balde de 14,5 kilogramos. Un trabajador que cosecha todo el día gana con suerte US$ 10.500 anuales
quedando debajo de la línea de pobreza.

 

has click